El peor virus en muchas ocasiones puede ser nuestra conducta, nuestra actitud ante las necesidades o demandas del momento y cómo afrontamos determinadas situaciones de riesgo.

Tenemos en nuestras manos cambiar muchas cosas porque si tú cambias, cambia todo. Si tú haces algo diferente puedes conseguir mucho y es importante que sepas que nada de lo que hagas caerá en saco roto. Todo tiene unas consecuencias positivas o negativas. Elige hacerlo bien.

En estas navidades me gustaría recordarte que existen algunos enemigos con los que hay que estar hipervigilantes:

–  En primer lugar, no voy a recordarte las medidas de seguridad para parar el contagio porque ya de eso se encargan las autoridades sanitarias y a estas alturas del camino creo que todos sabemos qué cosas tenemos que hacer.

–  En segundo lugar, son fechas donde el alcohol está presente en mayor o menor medida. En toda celebración existe un brindis, un compartir con amigos o familia momentos de diversión. ¡No bajes la guardia! El alcohol hace que bajemos la guardia y aparezca esa “falsa sensación de seguridad o fantasía de control” donde pensamos “aquí no va a pasar nada”… pero sí pasa. Si quieres tomarte una copa que sea en un ambiente reducido con un grupo pequeño de personas y con todas las medidas que doy por hecho que ya sabes.

–  Y por último, recordarte algo muy importante; La navidad eres tú porque:

· Porque la navidad es la actitud de cuidado que tengas con los demás y contigo.

· Porque estas navidades llevará tu firma.

· Porque podrás regalar coherencia, responsabilidad y salud o todo lo contrario.

· Porque nadie te va a obligar a hacer nada que no quieras hacer.

· Porque sin ti nada tiene sentido. Tú lo eres todo para aquellos que te quieren mucho.

· Porque creo que no haría falta que te visitasen los fantasmas de las navidades futuras para decirte lo que pasaría si lo haces mal.

· Y porque solo tú puedes hacer que existan más navidades con los tuyos.

Por todo esto y mucho más… La navidad eres tú.

Hazlo bien.

Charo Lobato. Psicóloga-Psicopedagoga. Terapeuta Familiar.