Claves para vencer la apatía

Podríamos definir la apatía como esa sensación que nos invade y se apodera de nosotros anulando cualquier propósito de cambio, ilusión o voluntad por hacer o seguir con la rutina habitual. Digamos que la apatía no está solo en el hacer sino también en el sentir…No se sienten igual las cosas, las vivencias, etc.; no se disfrutan del mismo modo cuando nos encontramos apáticos.

El ser humano muestra mucha tendencia a acostumbrarse a determinadas rutinas; digamos que nos solemos acostumbrar tanto a lo bueno como a lo malo. En éste último caso hay que saber salir de los estados o costumbres apáticas, pasivas o inactivas ya que pueden llevarnos a paralizarnos y limitarnos en todas las áreas de nuestra vida.

Terapia apatia malaga

Para ello es muy importante reconocer cuando estamos entrando en una etapa de apatía, dejadez o bajón, pero antes nos vamos a centrar en cuales pueden ser las causas que puedan desarrollar este tipo de síntomas:

Es importante señalar que existen varios motivos por los que una persona puede llegar o mantenerse en un estado de apatía:

1.- Bien por algún acontecimiento puntual que ha generado en la persona cierto desánimo y/o parón por hacer las cosas o seguir con los proyectos.

2.- El consumo de drogas y alcohol. Es cierto que en muchas culturas el alcohol y el consumo de algunas drogas está muy incorporado y normalizado, pero el exceso y la continuidad de este tipo de tóxicos pueden generar estados depresivos.

3.- Padecer algún cuadro de trastorno ansioso-depresivo u otra patología mental.

4.- En caso de niños y adolescentes …ojo! A estas edades lo más saludable es que estén jugando, haciendo muchas actividades deportivas y mostrar un buen ánimo. Si no observas esto en tus hijos es muy recomendable que acudas a un psicólogo/a infanto-juvenil y especialista en terapia familiar que pueda evaluar al menor y a su entorno.

5.- Vivimos en un momento social donde se oferta demasiado sillón y tele u ordenador, y demasiado móvil o Tablet. Es muy importante administrar bien el tiempo que pasamos sentados postergando planes o proyectos solo por permanecer horas viendo series… El secreto está en encontrar un equilibrio. Todo en exceso puede hacer daño.

Cómo reconocer que estamos de bajón o apátic@s:

  • Continuamente pospones planes; “…hoy no lo hago…mejor mañana o la semana que viene…”. Ya sabes aquel refrán que decían nuestros abuelos: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”.
  • Tratas de aislarte socialmente. No te apetece ver a nadie no hablar con nadie.
  • Muestras mucha irritabilidad o tristeza
  • Te cuesta mucho levantarte de la cama.
  • Duermes mal y comes mal. Ritmos circadianos totalmente alterados. Te acuestas a las 5 de la mañana y te levantas a las 14.00h? Si respondes que si…comienza a plantearte un cambio de vida o visita a un profesional de la psicología que pueda ayudarte a organizar un cambio y mejora.
  • Has dejado de trabajar o estudiar.
  • No te ilusionas por las cosas que antes si te ilusionaban.
  • Falta de deseo sexual.
  • Miedo a salir a la calle. Sensación de agobio si estás en un lugar con mucha gente.

photo-1499171138085-a60c4e752ff7

¿Cómo salir de este pozo de tristeza y apatía?

Muchos pacientes suelen decirme “No tengo fuerzas para cambiar….cuando esté más motivad@ lo  haré…” Y yo les digo siempre – “…quizás no haya que esperar a estar mejor… Quizás si empiezas a moverte, empiezas a sentirte mejor.

  • Muchos sostenemos la creencia errónea de que primero va la motivación y después la acción. Es indudable que, cuando estamos motivados, tenemos más deseos de hacer cosas, pero al contrario de lo que se suele pensar, primero va la acción y después la motivación.
  • Cuando caminamos o comenzamos a movernos físicamente generamos una serie de sustancias (neurotransmisores y hormonas) que son las encargadas de regular nuestro estado de ánimo y son responsables de nuestro bienestar.
  • Te recomendamos el uso de un diario donde anotar una estructura de horarios y cosas que hacer; alguien dijo alguna que “la felicidad está en tener cosas que hacer, alguien a quien amar e ilusión por conseguir las cosas”.
  • Evita pasar mucho tiempo a solas y pensando negativamente… No es nada recomendable. ¡Llama a alguien con quien dar un paseo!

Estas son solo algunas cuestiones relacionadas con la apatía, ya que cada persona puede desarrollar diferentes síntomas. Si estás pasando por un momento similar, en PersonalyMente contamos con un equipo de profesionales que pueden ayudarte a encontrar la solución.